Según algunas estadísticas, la incidencia de Desprendimiento de Retina (DR) en la población general, es de 1 cada 10.000 personas, por año. Es decir que en una población de 1.000.000 de habitantes, tendríamos 100 casos por año.

El DR es una afección seria que puede ocurrir en cualquier edad, aunque es mas frecuente en personas de mediana y avanzada edad. En un 10% de los casos, puede ser bilateral.

Las personas con miopía y quienes presentan Alteraciones Periféricas de la Retina o del Humor Vítreo, tienen mas chances de padecerlo.

Para entender mejor esta patología, es conveniente que primero hagamos algunas explicaciones.

¿Qué es la Retina?

Es una delicada capa interna del fondo del ojo compuesta por fibras nerviosas y vasos sanguíneos que la nutren. La Retina funciona como la película de una cámara fotográfica. Los objetos que observamos son proyectados sobre ella, y convertidos en impulsos eléctricos que luego -a través del Nervio Óptico- son llevados hasta la corteza occipital del cerebro, donde son percibidos e interpretados.

La Retina tiene una parte central llamada Mácula, que es su zona más sensible debido a la gran cantidad de fotorreceptores llamados conos que ella contiene. Esta zona de la retina, nos permite leer, discriminar los colores y realizar tareas visuales de precisión. La otra parte es la Retina Periférica que nos hace ver las cosas que están alrededor del objeto central que miramos, y gracias a su gran contenido de otros fotorreceptores llamados bastones, esta zona nos ayuda a ver por la noche.

¿Qué es el Humor Vitreo?

Llenando el centro del globo ocular y en contacto con la Retina, se encuentra una sustancia transparente y de consistencia gelatinosa, llamada Humor Vítreo. Con la edad, en el interior de este gel se produce un proceso de licuefacción y en su membrana externa ("hialoides") aparecen perforaciones, las cuales son atravesadas por el liquido que se formó, separando así la Retina del Humor Vítreo, el cual se contrae y se colapsa. Esto se denomina Desprendimiento Posterior de Vítreo (DPV) y en la mayoría de los casos no trae consecuencias sobre la visión.

Pero en algunas ocasiones este proceso puede traccionar la Retina provocando un "desgarro" y su posterior Desprendimiento.

¿Qué es el Desprendimiento de Retina?

Se denomina Desprendimiento de Retina a la separación que sufre la retina sensorial del epitelio pigmentario, debido al pasaje de liquido proveniente de la cavidad vítrea, el cual se acumula en el espacio subretinal formando una bulla o "bolsa retineana".

¿Cómo y porqué se produce el Desprendimiento de Retina?

Cuando por procesos atróficos o degenerativos, la retina se adelgaza formando "agujeros" o si por efecto de una tracción vítrea se produce un "desgarro", el líquido existente en la cavidad vítrea pasa a través de esas "roturas", separando la retina de sus capas posteriores (Epitelio Pigmentario y Coroides) y originándose así el Desprendimiento de Retina.

En algunas ocasiones estas roturas de retina pueden transcurrir sin provocar desprendimiento, y si son diagnosticadas a tiempo, pueden ser tratadas solamente con rayos Láser.

Existen otras causas de Desprendimiento de Retina, como la proliferación fibrovascular vítrea que ocurren en la retinopatía diabética avanzada y en los procesos inflamatorios vitreorretinales. También los traumatismos oculares, de orbita o de cráneo, pueden causar DR.

¿Quién tiene mayor riesgo de sufrir Desprendimiento de Retina?

Son más propensas aquellas personas que presentan las siguientes condiciones:

  • Antecedentes de DR en el otro ojo.
  • Miopes.
  • Operados de cataratas.
  • Enfermedades degenerativas de la retina.
  • Traumatismos oculares y / o craneales.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas visuales más frecuentes son la aparición de:

  • Puntos o hilos oscuros ("Moscas volantes")
  • Destellos luminosos o "Relámpagos".
  • Una sombra o telón ocupando parte del campo visual

En pocas ocasiones hay una perdida brusca y total de la visión. Si el DR no es atendido a tiempo, la visión central será también afectada.

¿Qué son las "Moscas Volantes"?

Cuando hablamos del Humor Vítreo, explicamos como ocurre su Desprendimiento (DPV). Queda por aclarar que durante este proceso de contracción del vítreo, algunas de sus fibras se agrupan y dejan de ser transparentes. Entonces nuestros ojos perciben estas fibras como puntos oscuros o sombras que se desplazan según los movimientos oculares. Estas "moscas volantes" suelen formar parte del natural proceso de envejecimiento del vítreo y no revisten gravedad, pero si hay un aumento en la cantidad o se acompañan de "relámpagos", deberá consultarse de inmediato al Oftalmólogo.

¿Qué son los "relámpagos"?

En el proceso de contracción del vítreo pueden haber tracciones sobre la retina, que son las causantes de los destellos luminosos o "relámpagos". Como en el caso de las moscas volantes, estos síntomas suelen formar parte de un proceso natural, y siempre son pocos y aislados. Pero si estos síntomas se hacen frecuentes e intensos, deberá consultarse de inmediato al Oftalmólogo.

¿Cómo se diagnostica el Desprendimiento de Retina?

Ante la presencia de cualquier síntoma mencionado anteriormente, se debe acudir a un Oftalmólogo quien, por medio de instrumentos y procedimientos especiales la efectuará un examen completo de la retina y hará el diagnóstico correcto.

¿Cuál es el tratamiento?

El objetivo de todo tratamiento es pegar o "sellar" los desgarros o agujeros que tenga la retina.
Si la rotura de la retina no provocó aun el desprendimiento de la misma, es posible hacer un tratamiento con Láser, pero si ya existe un DR, el tratamiento es la Cirugía.

¿Cómo es el tratamiento con Láser?

Este procedimiento se realiza en el consultorio, con la pupila dilatada y con un lente de contacto.
La luz del Láser, emite una energía térmica que produce pequeñas cauterizaciones que fusionan la retina sensorial con la capa subyacente (epitelio pigmentario). Las aplicaciones de Láser son ubicadas alrededor de la rotura retinal, de manera tal que el "sellado" de la misma evite que el liquido de la cavidad vítrea pase a través de este y origine un DR.

¿Cómo es el tratamiento Quirúrgico?

El procedimiento a emplear para "sellar" los desgarros o agujeros de la retina, varía según la característica y gravedad del cuadro. Las técnicas más utilizadas son las siguientes.

Criopexia: Se realiza con una sonda que se aplica sobre la pared posterior externa del ojo (esclera), a la altura del desgarro, y accionando un pedal se hacen descargas de frío que provocan una cicatriz por congelación y el sellado de la rotura.

Indentación Escleral: En algunos casos es necesario aproximar las roturas retinales a las capas subyacentes. Esto se logra colocando sobre la esclera una banda o esponja de silicona que al ajustarse empuja desde afuera esta pared y acerca la retina sensorial desprendida al epitelio pigmentario, favoreciendo de este modo la adherencia de las zonas afectadas.

Drenaje: En otras ocasiones es conveniente extraer el liquido acumulado debajo de la retina, para lo cual se efectúa una pequeña incisión a través de la pared escleral, a nivel de la zona más prominente de la "bolsa retinal". Luego se punza, se drena y finalmente se sutura la incisión.

Retinopexia Neumática: Este método consiste en inyectar una burbuja de aire o gas en la cavidad vítrea, la cual empuja desde el interior del ojo la "bolsa" y aplica la retina desprendida.
Esta técnica debe ser acompañada de Criopexia o Láser sobre la rotura retinal.

Aceite de Silicón: En los casos muy complicados o donde las técnicas habituales fracasan, esta sustancia es de gran utilidad, pues actúa a modo de sostén, impidiendo que la Retina se vuelva a desprender. Antes de introducir el aceite, se debe efectuar una Vitrectomía y una vez inyectado se lo deja dentro del ojo, por el tiempo que determine el cirujano.

Vitrectomía: En esta técnica, se utiliza una punta especial muy delgada, que tiene la propiedad de aspirar y cortar al mismo tiempo, y la usamos en los casos donde necesitamos extirpar membranas que traccionan la retina o cuando el gel vítreo se introduce dentro del desgarro.

¿Qué riesgos tiene la cirugía?

Como cualquier cirugía, esta también tiene sus riesgos y complicaciones, aunque cada vez disminuimos mas su incidencia. Entre las más importantes están la Infección e Inflamación de las estructuras internas o externas del ojo, la Hipertensión Ocular y las Hemorragias.

¿Qué posibilidades de éxito ofrece la cirugía?

La reaplicación de la retina se logra aproximadamente en un 90% de los casos, por lo que son posibles las reoperaciones, las que generalmente implican un mayor nivel de complejidad y un pronostico mas reservado.
Es posible que aun con una cirugía exitosa el paciente quede con una función visual disminuida, con zonas oscuras fijas ("escotomas")en alguna parte del campo visual, o con distorsión de las imágenes, sobre todo si fue afectada la retina central.

¿Cuál es el pronóstico postoperatorio?

Hay muchos factores que condicionan y empeoran el pronostico visual de un ojo con DR, entre los que podemos mencionar:

  • Retina central (Macula) afectada
  • Tiempo prolongado de evolución previo a la cirugía
  • Compromiso del gel vítreo con tracciones retinales importantes.
  • Roturas numerosas, de diferentes formas y situadas en diferentes zonas.

 

Consejos Finales

1 - Si presenta alguno de los síntomas del Cuadro A: Debe consultar un Oftalmólogo de manera URGENTE

  • Cuadro A

    • Puntos o hilos oscuros ("Moscas volantes")
    • Destellos luminosos
    • Una sombra o telón ocupando parte del campo visual

 

2 - Si presenta alguna condición de riesgo especificada en el Cuadro B: Debe ser examinado por el Oftalmólogo PERIODICAMENTE

  • Cuadro B

    • Antecedentes de Desprendimiento de Retina en el otro ojo
    • Miopía
    • Operado de catarata
    • Enfermedades degenerativas de la retina
    • Traumatismos oculares y / o craneales