¿La Diabetes afecta siempre la visión?

Alrededor del 60% de los pacientes con Diabetes de 15 o más años de duración, ya presentan vasos sanguineos dañados en la Retina, originando así la "Retinopatía Diabética".
Los distintos grados de alteración visual que ésta suele provocar varían: desde una simple dificultad visual...hasta la ceguera.
Se calcula que los pacientes diabéticos tienen 25 veces más de probabilidades de quedar ciegos que los no diabéticos.

       

¿Cuántos están afectados?

En Estados Unidos 8000 diabéticos por año: quedan ciegos
Es importante recordar que antes del descubrimiento de la Insulina (F.Banting,14-11-1921), los pacientes Diabéticos no llegaban a sufrir la Retinopatía Diabética, porque no vivían lo suficiente para desarrollarla. Con la llegada de la Insulina se han salvado muchas vidas y ha aumentado la esperanza de vida, pero también han aumentado las complicaciones, especialmente aquellas que necesitan muchos años para desarrollarse, como la Retinopatía Diabética.
En la Argentina se estima que un 7% de la población sufre Diabetes, y si trasladamos esta cifra a la provincia de Entre Ríos contaríamos con 70.000 personas afectadas.

¿Qué es la Retinopatía Diabética?

Es una complicación ocular de la Diabetes, causada por la alteración de los vasos sanguíneos que irrigan la Retina del fondo del ojo.

¿Cómo se produce?

Los niveles elevados de azúcar en sangre -Hiperglucemia- afectaría a los capilares de la Retina, produciendo el debilitamiento de sus paredes y la posterior formación de sacos en forma de globos llamados "microaneurismas". Estos vasos enfermos comienzan a perder líquido y sangre desde su interior hacia la Retina, originando así: "exudados", "hemorragias" y "edema de retina".
Cuando este líquido exudativo se deposita en la zona central de la Retina (Mácula) se origina el
"Edema Macular Diabético", provocando una visión borrosa, especialmente para la lectura y definición de detalles.

¿Cómo evoluciona?

Los Microaneurismas, los Exudados y las Hemorragias, constituyen la "Retinopatía Diabética de Fondo" y son una señal de peligro, pues si no se trata a tiempo la enfermedad suele avanzar y dar origen a otra etapa más grave aún: la "Retinopatía Diabética Proliferante" que se caracteriza por la aparición de nuevos vasos sanguíneos ("neovasos") sobre la superficie de la retina o del nervio óptico.

Estos "neovasos" se originan a partir de áreas de Retina con mala circulación y debido a su gran fragilidad, suelen romperse y sangrar con facilidad, inundando de sangre el Humor Vítreo (sustancia transparente y gelatinosa que llena el centro del globo ocular).

Las
"Hemorragias Vítreas" habitualmente ocasionan una pérdida brusca de la visión, la cual es difícil de recuperar en su totalidad.

El avance de esta etapa continúa con la
"Proliferación de Tejido Fibroso" (que crece entre el H. Vítreo y la Retina), que con el tiempo y la retracción del H. Vítreo, suelen provocar "tironeamientos" sobre la Retina ocasionando su Desprendimiento.

Los neovasos pueden también aparecer en el Iris y causar un tipo muy grave de Glaucoma (aumento de la Presión Ocular) llamado
"Glaucoma Neovascular".

Importancia del Diagnóstico Oftalmológico Precóz

Es de suma importancia que toda persona con diagnóstico de Diabetes consulte al Oftalmólogo, quien básicamente le examinará el Fondo de Ojo (se efectúa con las pupilas dilatadas), para evaluar el estado de la Retina y la conducta a seguir. Cuanto mas temprano sea el diagnóstico de las lesiones diabéticas en el ojo, mas chances tenemos de evitar la perdida visual y la ceguera.

¿Qué es la Angiografía Retinal?

Es otro examen que puede evidenciar con mayor detalle los vasos sanguíneos alterados y las áreas de retina con deficiencia circulatoria. Este método, denominado "Angiofluoresceinografía de Retina", consiste en la toma de fotos seriadas del fondo de ojo, previa inyección de un colorante (Fluoresceína) en una vena del brazo del paciente. Es útil para el seguimiento y para conocer con mayor exactitud la Retina central (Macula) cuando debe ser tratada con Láser.

Tratamiento con Rayos Láser

La cirugía oftálmica con "Rayos Laser" o "Fotocoagulación", es el tratamiento de elección para cauterizar los vasos defectuosos y las áreas de déficit circulatorio.

Este procedimiento se realiza en el consultorio del Oftalmólogo en forma ambulatoria, con las pupilas dilatadas y sin dolor.

El Láser aplicado a tiempo puede reducir o retardar el avance hacia la Retinopatía Proliferante en un 90%.

 

¿Qué es la Vitrectomía?

Cuando el humor vítreo está muy afectado, se hace muy difícil la aplicación del Láser, por lo que debemos recurrir a otro tratamiento llamado "Vitrectomía".

La Vitrectomía es un procedimiento quirúrgico muy delicado que requiere un instrumental sofisticado y experiencia por parte del cirujano. Consiste en remover las Hemorragias y Membranas formadas en el interior del ojo y eventualmente tratar el Desprendimiento de Retina.
Aunque el pronóstico visual post-quirúrgico en estos casos es reservado, está comprobado que este tratamiento aplicado precozmente es más efectivo que cuando se lo efectúa en forma tardía.

 

Si usted tiene Diabetes... No olvide estos principios:

  • El Control Estricto de la Glucemia sigue siendo la condición fundamental para reducir la aparición de la Retinopatía
  • No espere tener visión borrosa para visitar al Oftalmólogo..... quizás sea tarde: ¡La dificultad visual es un síntoma tardío de la Retinopatía Diabética!
  • Consulte un Oftalmólogo por lo menos una vez al año, ... aunque no presente síntomas visuales todavía.
  • La consulta con el Médico Diabetólogo es indispensable: complementará el tratamiento apropiado de la Retinopatía Diabética.
  • El control diario de la Glucemia y de Hemoglobina Glicosilada cada 3 meses deben efectuarse rigurosamente.